Maxel sí, Maxel no…

Tengo un grave dilema en relación a la familia de Matt Hardy. Me encantan. Empezando por Matt y terminado por Maxel, pasando por Jeff y por Reby. Todos los Hardy me encantan. A los dos hermanos los echo de menos mucho en la WWE. Pero sé que están haciendo una gran carrera en la TNA. Y de Reby no sabía mucho hasta que se casó con Matt y mi buena opinión sobre ella ha ido creciendo conforme avanza el tiempo. Creo que es más de lo que parece. A través de su perfil de Instragram, sobre todo, por las fotografías que va colgando, muchas de ellas muy bellas, he ido descubriendo que es una gran mujer: fuerte, hermosa, creo que también mucho más inteligente de lo que la gente pueda pensar, y una gran madre, con las cosas muy claras.

Reby Hardy y Maxel en un evento de la TNA.
Reby Hardy y Maxel en un evento de la TNA.

Pero tengo una disyuntiva en torno a Maxel, o más bien al respecto de sus apariciones públicas en los distintos perfiles sociales de sus padres, así como en los shows en los que participan.

Por una parte me parece que entiendo que esa es una forma como otra de, a pesar del trabajo tan sacrificado que tienen ambos progenitores, que conlleva tantos viajes, tanto tiempo fuera de casa, de mantenerse juntos y no separarse del niño; de fomentar el apego y estar cerca de él siempre. Repito, Reby me parece una madre excepcional.

Pero por otro lado, pienso si no es un poco arriesgado que la imagen de un niño tan pequeño sea tan pública. En el fondo sé que ellos lo tienen todo súper controlado. Seguro, claro que sí. Pero personalmente y sabiendo todo lo que sabemos ahora, viendo las cosas que suceden a diario, la de locos que andan sueltos por el mundo, a mí personalmente me daría miedo. Yo, por si acaso, voy a pixelar la imagen.

 

(Visited 43 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*